DICOTOMÍA DIONISIO-APOLO

arouro

UN BREVE TESTO-SULLA LOTTA A MORTE TRA L’INDIVIDUO DIONISIACO:MAI PRONO AL FINALISMO- ALL’IMMUTABILITÀ DELLA VITA- E  DELL’ASSOLUTO- E L’INDIVIDUALITÀ APOLLINEA:EGO-RAZIONALE- FISSA E IMMOBILE  NELLA SUA ARMONIA FATTA DI  VALORI COMUNI E EGUALI.

El pensador alemán, realiza su meditación acerca de la visión del hombre con respecto a la vida desde una óptica dual, tomando como referencia dos elementos mitológicos de la Grecia antigua, él se refiere a las figuras de Dionisio y Apolo, el primero representa el dios de los campos, del vino, de la fiesta, mientras que el segundo es el dios arquetipo de belleza, orden, racionalidad. En su análisis Nietzsche, expone la polaridad entre las visiones de mundo a partir de ambos lentes, dionisíaco y apolíneo.

Espíritu Apolíneo: Formal, Armonía, Racionalidad, Intelecto, Inmovilidad, Muerte, Intenta comprender al mundo

Espíritu Dionisiaco: Creativo, Exaltación, Fuerza vital, Instinto, Devenir, Vida, Acepta al mundo

La visión de mundo de los hombres divaga entre estas dos vertientes, la grandeza de la tragedia griega, vivencia, naturalidad y creatividad propia del espíritu dionisiaco se ha visto desplazada por la decadencia racionalista del espíritu apolíneo, en manos de los post-socráticos, y todos aquellos que anhelan trascendencia, desintegrándose de la naturaleza y vida. La depresión del pensamiento occidental surge con el cambio de la tragedia griega a la filosofía de racionalización. El hombre debe retornar a la visión dionisiaca, que no es más que, la libertad de los pre-metafísicos, la aceptación del caos y azar propios de la vida, renunciando a consuelos existenciales brindado por religiones, que lo que hacen es segar al hombre del camino hacia el cual debe dirigirse, hacia el Übermensch.

 

(Visited 32 times, 1 visits today)