PROYECTO DE UN NUEVO MODO DE VIVIR

UROBURO 4

 

 

 

 

 

 

Con eso se indica: el ente en su totalidad está dominado por la in-nocencia [Un-schuld]. La totalidad es αιών. Es prácticamente imposible traducir esta palabra de manera adecuada. Alude a la totalidad del mundo, pero, a la vez, tomada como tiempo y referida por medio de éste a nuestra «vida», alude al transcurso vital mismo. Se suele determinar el significado de αιών del siguiente modo: Eon alude al «tiempo» del «cosmos», es decir de la naturaleza, que se mueve en el tiempo que mide la física. De este tiempo se distingue el tiempo de nuestras «vivencias».

  Continue reading

EL ETERNO RETORNO DE LO MISMO:LOS ANIMALES DE ZARATUSTRA

INCIPIT ZARATHUSTRA

 

 

 

 

 

 

Interrumpimos en este lugar la interpretación del capítulo «De la visión y el enigma» para volver a recogerla posteriomente, en un contexto de las lecciones en el que, después de exponer la esencia del nihilismo como ámbito del pensamiento del eterno retorno, estemos más preparados para comprender lo que sigue. Dejaremos de lado los capítulos siguientes de la tercera parte y sólo destacaremos algunos elementos del que ocupa el cuarto lugar comenzando por el final: «El convaleciente».

  Continue reading

LA VOLUNTAD COMO AFECTO-PASIÓN Y SENTIMIENTO

VOLUNTAD DE PODER R

 

 

 

 

 

 

En el último pasaje citado, Nietzsche dice: todos los afectos son «configuraciones» de la voluntad de poder; y si se pregunta ¿qué es la voluntad de poder?, responde: es el afecto originario. Los afectos son formas de la voluntad; la voluntad es un afecto. Se denomina a esto una definición circular. El entendimiento común se tiene por superior cuando descubre estos «errores de pensamiento» hasta en un filósofo. El afecto es voluntad y la voluntad es afecto. Ya sabemos, por lo menos aproximadamente, que de lo que se trata en la pregunta por la voluntad de poder es de la pregunta por el ser del ente, lo que no puede determinarse ya desde otro ente, puesto que él mismo lo determina.

  Continue reading

QUESTIONING THE DISTINCTION

QUESTIONING THE DISTINCTION

 

 

 

 

Even though Heidegger insists on these distinctions in a strong way throughout $0″- and $0″&, we have already noted how Being and Time ends by questioning the di’erence between Dasein and other entities, or at least in warning us that it must not become something of an unquestioned dogma. While the fault-lines are already beginning to appear, it is only in $0″/ and $0″0 that these fissures reach a critical point in the overturning of fundamental ontology and in the question of animality.

  Continue reading

ON THE RELATIONSHIP BETWEEN VORHANDENSEIN AND NATURE

esplosione A

 

 

 

 

 

While we have seen that the distinction between Dasein and Vorhandensein is decisive for Heidegger’s di’erentiation between facticity and factuality, it is not immediately obvious what exactly this has to don with nature and naturalism. In the following section I argue that the ontological di’erence and the di’erence between Dasein and Vorhandensein are two important and mutually dependent components of Heidegger’s general resistance to naturalism. But naturalism is a famously slippery term, which historically has come to mean many diverse and often contradictory philosophical positions.

  Continue reading

Page 18 of 18
1 16 17 18