EL MUNDO ES SU INTERPRETACIÓN II

EL HOMBRE QUE SE PRODUCE A SI MISMO (LA MORAL)

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de estas relaciones, el texto, en virtud de su ambigüedad, casi no existe: por tanto, tiende a perderse en el criterio de la verdad de la interpretación. Desde otros puntos de vista, la exigencia nietzscheana se dirige a liberar el texto auténtico de la interpretación no verdadera, cosa que ocurre cuando Nietzsche pretende que el hombre se vuelva a traducir a naturaleza:

Continua a leggere

VOLUNTAD INDETERMINADA DE PODER

VOLUNTAD INDETERMINADA DE PODER

 

 

 

 

 

 

 

 

El problema del poder ocupó a Nietzsche mucho tiempo antes que viese la esencia del ser en la “voluntad de poder”. Es muy claro el salto filosófico que se produce entre la captación de hechos particulares del mundo —cumplida a través de una multiplicidad de conceptos determinados del poder— y la metafísica de la existencia dada, entendida como la de una voluntad indeterminada de poder.

Continua a leggere

LA NUEVA INTERPRETACIÓN DE NIETZSCHE (LA VOLUNTAD DE PODER) II

VOLUNTAD DE PODER R

 

 

 

 

 

 

El tener que superarse deriva del hecho de que la vida es intento. Cuando ella aprehende ese carácter fundamental, se acrecienta: intenta mucho y supera mucho. “Que tu vida sea un centuplicado intento; que los fracasos y los éxitos te lo prueben”. “Es necesario querer morir para poder nacer de nuevo. . . Que tu vida y que tu destino sea el de una transmigración a través de cien almas”.

  Continua a leggere

LA NUEVA INTERPRETACIÓN DE NIETZSCHE (LA VOLUNTAD DE PODER)

VOLUNTAD DE PODER

 

 

 

 

 

 

No podemos decir qué sea el mundo en su totalidad. Es falso transformar todos los procesos del mundo por nosotros conocidos, y decir: “todo es voluntad (todo quiere); todo es placer o displacer (todo sufre); todo es movimiento (todo fluye); todo es sonido (todo suena); todo es espíritu (todo piensa); todo es número (todo calcula)”. Nietzsche previene en contra de todas las representaciones del Todo:

Continua a leggere

LA VERDAD CONSIDERADA EN UN ACTO DE IRRUPCIÓN QUE LA TRASCIENDE

LA EXISTENCIA DADA DEL HOMBRE

 

 

 

 

 

 

 

Los límites de la ciencia abrían el espacio para un filosofar que todavía buscaba suelo propio. La teoría de la veracidad, considerada dentro de la vida, hacía que la verdad se quebrara frente a ella o que se limitara a ser el error necesario para una forma cualquiera de lo viviente. La apasionada voluntad de verdad se comprendía a sí misma; pero, de tal modo, que constantemente se la veía desaparecer en lo otro de la verdad.

  Continua a leggere

LA DISOLUCIÓN DE LA RAZÓN II

 

LA DISOLUCIÓN DE LA RAZÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Al abarcar sus ataques en una visión retrospectiva, es decir, histórica, Nietzsche se separa de la filosofía tradicional. Mientras que los filósofos vieron en la razón —entendida como el todo de las formas lógicas condensadas— a la verdad y al ser mismos, Nietzsche estuvo obligado a rechazarlos.

  Continua a leggere

LA PASIÓN POR LA ILIMITADA VOLUNTAD DE VERDAD

LA PASIÓN POR LA ILIMITADA VOLUNTAD DE VERDAD

 

 

 

 

 

 

 

Nietzsche buscaba la certeza metódica de las ciencias, pero con el fin de considerar de un modo tanto más decisivo los límites de la misma. Bosquejóuna teoría de la veracidad, entendida como la interpretación que realiza la vida,llegando después al círculo del pensamiento. No lo condujo una voluntad destructiva, sino la pasión por la verdad; y ésta no se puede satisfacer.

Continua a leggere

LA DISOLUCIÓN DE LA RAZÓN

LA DISOLUCIÓN DE LA RAZÓN

 

 

 

 

 

 

 

La concepción de Nietzsche acerca de los límites de la ciencia, su interpretación de la verdad, entendida como lo susceptible de aparecer, y el círculo —que reaparece en formas constantemente nuevas— de unaaniquilación, por así decirlo, suicida de todo ser de la verdad, no ponen en cuestión a la razón en general.

Continua a leggere

LA TEORÍA INTERPRETATIVA: VERDAD Y VIDA

LA EXISTENCIA DADA DEL HOMBRE

 

 

 

 

 

La esencia de la verdad fue considerada como algo subsistente fuera del tiempo: a ella accedemos para conocer. En efecto, la verdad, entendida como un ente inmóvil e intangible, sólo tendría que ser descubierta.

La concepción nietzscheana de los límites de la ciencia, cuya presunta falta de supuestos constituiría un inofensivo engaño, así como la experiencia del impulso que, sin límites, lo llevaba al filosofar creador, lo hicieron dudar de una verdad subsistente. Dentro del movimiento de una duda indagadora, Nietzsche desarrolló la teoría del ser verdedero.

Continua a leggere

LA EXISTENCIA DADA DEL HOMBRE

LA EXISTENCIA DADA DEL HOMBRE

 

 

 

 

 

 

2. Los impulsos y sus transformaciones. El hombre apenas conoce los impulsos que de continuo lo mueven. Sólo tiene nombres para los más groseros. Su número y su fuerza, su flujo y reflujo, su juego y su contrajuego y, ante todo, las leyes de su nutrición, permanecen hechos desconocidos. Por eso, dicha nutrición sigue siendo obra del acaso; las vivencias cotidianas aportan su botín, ora a un impulso, ora a otro.

Continua a leggere

Page 1 of 2
1 2